El ayuno intermitente vuelve a estar de moda como método para perder peso, aunque realmente nuestra especie ha practicado el ayuno intermitente de manera natural durante miles de años: el Homo sapiens no siempre ha tenido comida disponible las 24 horas del día y los 7 días de la semana.

Un estudio cientfico aborda como influye el método en la depresión.

“Tras analizar la literatura científica y los 14 trabajos realizados con 562 participantes en esta área de investigación, llegamos a algunas conclusiones. La primera es que, como mínimo, realizar uno u otro tipo de ayuno no empeora la depresión o la ansiedad, ni altera nuestro estado de ánimo. Y lo que es más importante: parece que incluso puede ayudar a disminuir los síntomas de la depresión.”.

Aqui podeis ver un vídeo a 40hz.

A %d blogueros les gusta esto: