Los días 25 y 26 de marzo se ha celebrado en Madrid en formato presencial el Congreso de la Sociedad Española de Salud de Precisión.

Después de los momentos tan difíciles vividos en los dos últimos años, hemos tenido la oportunidad de reencontrarnos de forma directa y presencial para compartir nuestras experiencias y seguir avanzando en el Camino de la Salud.

La Salud de Precisión contempla todos los aspectos del paciente tanto respecto a su individualidad bioquímica y genética, como a sus circunstancias personales en diferentes niveles, es decir, hábitos de vida, ejercicio físico, alimentación, medio ambiente, factores sociales…
Con todos esos datos podemos tener una visión mucho más precisa y al mismo tiempo, holística que nos permite no sólo tratar al paciente y su enfermedad actual, sino optimizar su calidad de vida, mejorar su rendimiento nutricional y deportivo, conseguir un envejecimiento saludable y prevenir el desarrollo de enfermedades a medio y largo plazo.

En este congreso se abordaron temas tan importantes y de actualidad como la Neuroinflamación en el contexto de la prevención de enfermedades neurodegenerativas con deterioro cognitivo tipo Alzheimer y se habló de cómo optimizar la Salud Neuronal.
Asímismo se enfatizó mucho sobre la importancia de la Dieta adecuada, el Ejercicio moderado, tener una Microbiota ad hoc y los Nutracéuticos específicos en la prevención de la Carcinogénesis y en la Salud Cardiometabólica, entre muchos otros asuntos de interés clínico, como la Adiposopatía (grasa inflamada).
Finalmente, el ciclo de conferencias se cerró con el abordaje terapéutico del Síndrome PostCovid desde una perspectiva psicofísica global del paciente.

Cada vez tenemos más clara la relevancia de la epigenética en la génesis y desarrollo de cualquier patología, por eso urge concienciarse como individuos y como sociedad de la repercusión de los aspectos dietéticos nutricionales, de la importancia del movimiento, de los tóxicos ambientales, de la disfunción de la microbiota y de todas las interacciones sociales e interpersonales, así como de nuestro estado emocional… porque todo ello influye notablemente en el estado de la salud.

Estar sano es poder mantener un óptimo equilibrio, adaptativo, dinámico y saludable, en las diferentes etapas y circunstancias de la vida.

 
Dra. Pilar Morán

A %d blogueros les gusta esto: