¿Quién nos ha llamado el sexo débil?

La mujer es el Alma de la Vida, la que nutre y sustenta,
la que da a luz… además de muchas otras cosas…
Somos mujeres, hembras, madres, hijas…
casadas, solteras, divorciadas o viudas… suegras y nueras…
siempre trabajadoras y ejerciendo muchos roles diversos.
A veces fallamos, nos equivocamos, tropezamos, caemos….
pero eso no nos resta poder ni mérito, sino que nos hace más humanas e incluso, en ocasiones, casi auténticas heroínas por desempeñar tantas funciones, en “lugares” tan diferentes…
Intentamos hacerlo siempre lo mejor posible, tratando de ser inclusivas, armonizadoras y componiendo malabares con todas las piezas de los puzles que la vida nos da para montar y equilibrar.

¿Hay algo más bonito que una mujer serena sonriendo
y con brazos de acogida?

A las intelectuales, a las ejecutivas, a las amas de casa,
a las profesionales de cualquier labor y a las que no saben leer
ni escribir…
pero están siempre trabajando…y cuidando.
A las gordas, a las flacas, a las altas y a las bajas…
porque el valor de una mujer no depende del envoltorio.
A las blancas, a las negras, a las amarillas y a las de cualquier color…
porque ser mujer no tiene raza.
A las mayores, a las medianas, a las más y menos jóvenes…
porque ser mujer no tiene edad.
A las guapas, a las feas y a las poco o mucho agraciadas…
porque ser mujer es ser belleza en su propia naturaleza.
A las tristes, a las que sufren, a las que lloran, a las que cantan y bailan…
porque ser mujer es mucho más que un estado anímico.
A las enfermas, a las sanas y a las que lo están intentando…
porque ser mujer ya es una medicina en sí misma cuando entras en coherencia con tu ser y esencia más íntima.

SOMOS TODAS MUJERES APRENDIENDO UNAS DE OTRAS

  • Hay mujeres águilas que nos enseñan a evolucionar y a crecer como personas.
  • Hay mujeres creadoras que construyen puentes y son casi indestructibles cuando tienen fe y certeza interior.
  • Hay mujeres milagro que nos contagian las ganas de luchar y de creer en nosotras mismas.
  • Hay mujeres maestras que nos instruyen, ilustran y revelan los secretos de la magia de la vida.
  • Hay mujeres medicina que curan porque cuidan y tocan con amor nuestras heridas.
  • Hay mujeres guía que brillan en silencio con luz propia y nos iluminan el camino.
  • Hay mujeres guerreras que derriban temores y son puntales sosteniendo la vida en la adversidad.
  • Hay mujeres ángel que pueden ganar una batalla con una mirada o con un gesto de bondad.
  • Hay mujeres alegría que contagian las ganas de vivir y de reír.
  • Hay mujeres sanadoras que acogen, reparan y restauran de manera natural cualquier dolor.
  • Hay mujeres equilibristas con capacidad de hacer que todo parezca más fácil y fluya natural.
  • Hay mujeres pilares que sustentan el cielo en la tierra, que son amor para el miedo, calor para el invierno y brisa fresca para aliviar cualquier dolor.

Porque cuando una mujer realmente quiere,
puede mover el mundo con su energía, claridad
y poder de intención pura.

A ti, mujer, de profesión MUJER,
que eres Hija de la Vida
y Humana Aprendiz,
que vas a corazón abierto,
con conciencia,
en plena dignidad de ser mujer
y que amas renacer día a día para hacer el camino más llano cada vez…
¡¡Descúbrete y Sé la Verdad que anhelas Ser!!

A ti, Mujer, y a todas nosotras
porque todas somos Una sembrando la tierra y
vibrando en el latir del Corazón del Universo.

Dra. Pilar Morán

A %d blogueros les gusta esto: